youtube movil

El Poder del Vídeo Marketing

Video Marketing: Definición, tipos de video marketing, ejemplos.

El Vídeo Marketing es una herramienta muy poderosa para darnos a conocer a través de Internet, ya sea en un vídeo propio o un anuncio promocional del producto o servicio que estamos vendiendo. Es como tener nuestro propio canal de Televisión para todo el mundo. ¿Sabías que la audiencia en Youtube es mucho mayor que en la Televisión Convencional? ¿Sabías que gran parte de los millennials y sobretodo las nuevas generaciones utilizan Youtube como su medio televisivo principal?

En la técnica de Video Marketing utilizamos material audiovisual para promocionar una marca, producto o servicio, o simplemente para informar o enseñar y generar nuestra audiencia. Escuchar y visualizar a la vez supone un mayor impacto en la percepción de los usuarios, de ahí que tener nuestro propio canal de Youtube sea una herramienta fundamental en todo negocio que todavía no se explota como se debería. Una vez tenemos creados y editados los vídeos podemos compartirlos en redes sociales como WhatsApp aumentando considerablemente las conversiones.

Se trata de una de las tendencias con más fuerza del momento, el vídeo marketing es futuro y también presente, además se trata de una herramienta muy económica ya que sólo necesitaremos tener conocimientos de edición de vídeos. Podemos utilizar el Camtasia Studio 9 para empezar, ya que es un programa gratuito y nos puede servir perfectamente. No necesitamos hacer superproducciones. Se trata de buscar la nitidez visual y sonora. Por ello, el Vídeo Marketing es accesible para cualquier empresa o negocio independientemente de su presupuesto.

Un mensaje transmitido mediante contenido audiovisual queda más claro, pues se utilizan varios recursos como imagen, voz y música. ¿Sabías que muchos usuarios prefieren buscar información en Youtube más que en el buscador de Google? Los usuarios prefieren visualizar un vídeo que tener que estar leyendo un texto. Al llegar el mensaje por varios sentidos aumenta la memorabilidad por lo que el usuario lo recuerda mucho mejor. Si les resulta mas cómodo y les da mejores resultados lo seguirán haciendo ¿no?

También puede fomentar la virabilidad, ¿A cuántos de nosotros no nos han enviado un vídeo por WhatsApp haciéndose viral en cuestión de días? Esta viralidad la podemos conseguir en mayor o menor medida, como he comentado anteriormente, compartir vídeos por la red social WhatsApp es una técnica muy buena.

Otro beneficio del Video Marketing es que los usuarios pueden interactuar con nuestro video a través de comentarios pontenciando en Engagement. Esto se basa en crear cierta fidelidad y motivación para que nuestros usuarios defiendan y se sientan parte de la marca, y de esta manera nos refieran nuevos usuarios.

TIPOS DE VIDEOS:

Para trabajar nuestro branding personal o branding de nuestra empresa o negocio mediante la estrategia Vídeo Marketing existen varios formatos que podemos emplear dependiendo de nuestro objetivo:

Vídeos publicitarios: son los conocidos anuncios que habitualmente se encuentran en la televisión, pero que también puede ser distribuidos por medios online.

Vídeos corporativos: son aquellos vídeos que muestran los valores de la empresa y, en ocasiones, las instalaciones y los trabajadores. Tenemos un claro ejemplo en la empresa alemana Balay, quien tiene la intención de divulgar sus valores de contratación de personas mayores y parados de larga duración en sus instalaciones en España, así como de los más jóvenes.

Vídeos de portfolio: son vídeos en los que se muestran ejemplos del trabajo de la empresa, muy útiles para mostrar a posibles futuros clientes.

Vídeos demostrativos de productos o servicios: Además de las empresas, este tipo de vídeos también lo emplean muchos las influencers y/o bloggeras en sus cuentas de Instagram o sitios web, normalmente contratadas por una marca; muestran las ventajas de un producto o servicio y sus principales características. Sirven como refuerzo audiovisual para expresar la propuesta de valor del producto y así incentivar las ventas. Pueden crearse vídeos individuales para cada producto, para cada una de las partes o características del producto, o un vídeo general del catálogo de la empresa. Un claro ejemplo lo tenemos en las empresas de cosméticos, en las que una actriz o modelo publicitaria nos muestra como aplicar una crema facial y sus beneficios en la piel.

Vídeos formativos y vídeo tutoriales: son vídeos explicativos que pretenden dar a conocer alguna funcionalidad de los servicios o productos de la empresa, o bien ofrecer formación de temas relacionados con la misma, de modo que la empresa o el profesional se posicione como experto en el sector. Un claro ejemplo lo tenemos en el Rubius con sus videos tutoriales de video juegos. También tenemos vídeos tutoriales de como utilizar Photoshop o Camtasia 9 Studio, que es el que yo recomiendo para edición de video. Ahora no necesitamos apuntarnos a una academia, ¡¡lo tenemos todo en video tutoriales!!

Vídeos de eventos: muestran la presencia de la empresa en un evento y resumen lo acontecido en el mismo. Normalmente tienen un montaje dinámico y una música de fondo para trasmitir a los asistentes e interesados las sensaciones vividas en el evento. Este tipo de vídeos están adquiriendo un auge muy importante para la retransmisión de eventos musicales como el “Tomorrowland” o conciertos en directo.

Vídeos testimoniales: refleja la opinión y experiencia de clientes de la empresa con alguno de los productos o servicios. Esta estrategia está bastante bien pero puede generar desconfianza al no saber si los clientes son reales o ficticios.

Vídeo blog: en este formato el protagonismo lo adquiere la persona de referencia de la empresa o el profesional, y mirando a cámara expone temas de interés.

Vídeo concurso: en este caso los vídeos los realizarían los usuarios en base a unas directrices y temáticas dadas por la empresa.

PLATAFORMAS PARA VIDEO MARKETING:

Existen varias redes sociales y plataformas en las que las empresas pueden desarrollar su estrategia de Vídeo Marketing. En función de los objetivos y el público objetivo de la compañía, será interesante utilizar unas u otras:

Youtube: es la principal plataforma de consumo de video en Internet y la red social más valorada, porque, si no lo sabías, YouTube también es considerada una red social. Crear un canal de Youtube es rápido y sencillo, y si conseguimos una buena audiencia podremos monetizar nuestro canal con anuncios pre roll, mid roll o pro roll.

Vimeo: es otra plataforma de vídeo, pero tiene una imagen más profesional que Youtube, por lo que se suele usar para vídeos corporativos y también por parte de los profesionales de la imagen, como por ejemplo los fotógrafos y videógrafos de bodas. Es mucho menos usada que Youtube y con menos audiencia, pero se puede utilizar con el objetivo de compartir el vídeo en otras plataformas.

Vine: es una App de grabación de vídeos de 6 segundos que se reproducen en bucle. Se trata de vídeos pensados para compartir en Twitter. Una técnica muy productiva, estos mini vídeos tienen muchísima audiencia. Estos mini vídeos son muy usados para compartir goles de fútbol por ejemplo. Yo personalmente la recomiendo mucho porque se puede generar una venta o un cliente en un vídeo tan corto. Ten en cuenta que la gente anda con prisa y estos mini vídeos tienen muchísimas visualizaciones. Desde diciembre de 2016 Vine dejó de ser rentable para Twitter y dejó de existir. Ahora Twitter tiene su propio servicio interno de exposición de videos.

Periscope: es un App que permite la emisión de vídeos en directo desde smartphones tablets. Personalmente no la recomiendo ya que se trata de vídeos en directo y no entraría dentro de lo que yo considero productivo.

El consumo de vídeos en las redes sociales ha aumentado notablemente entre los usuarios, siendo la segunda actividad que más realizan en redes sociales, justo por detrás del uso social, es decir, de ver que hacen sus contactos.

De hecho, Facebook e Instagram llevan ya tiempo incluyendo vídeo en sus plataformas. Esto está provocando que los formatos de vídeos se estén transformando y el vídeo meramente publicitario comience a dejar paso a otros tipos de vídeo, mucho más cortos, pensados para ser vistos en las aplicaciones de redes sociales de los smartphones, y sobre todo para ser compartidos.

¡Gracias por leer este post y espero que te hayas decidido a crear tu canal de Youtube!

¿Necesitas una página web o una tienda online? 

Leave a comment